CIDENAR, tu Inmobiliaria en Pamplona | Centro Inmobiliario de Navarra | La red inmobiliaria más grande de Pamplona y Navarra

Vivienda en Europa: ¿qué ayudas se ofrecen en otros países?

No solo en España tenemos problemas en materia de vivienda. En la mayoría de las ciudades de Europa en las que tiene más peso la propiedad de viviendas que el alquiler, se tiende a limitar las rentas y a ofrecer ayudas para los ciudadanos más vulnerables.

Como ya sabrás, en España el Gobierno ha acordado en la ley de vivienda de 2022 limitar los precios de los alquileres en determinadas zonas del país, las llamadas zonas tensionadas, además de ofrecer un bono de 250 euros para que los jóvenes menores de 35 años puedan pagar el alquiler, entre otras ayudas.

Pero ¿están a la altura? Te traemos todos los detalles sobre las ayudas en materia de vivienda que se ofrecen en otros países europeos.

1– Política de vivienda en Alemania
Según la Oficina Federal de Estadística, el 42,1% de los alemanes son propietarios de vivienda, mientras que el 57,9% vive de alquiler. En ambos casos, dedican una media del 26% de sus ingresos para el pago de la cuota de a hipoteca o el alquiler.

Con el fin de solucionar los problemas de vivienda, existe, por un lado, una ley que establece que una vivienda no se puede alquilar por más de un 10% por encima de los alquileres de la zona y, por otro, ayudas que consisten en aportes estatales a un plan de ahorro dedicado a la compra de una propiedad. Además, hay otra una ayuda estatal al alquiler para quienes cobran menos de 1.010 euros al mes o familias que cobran menos de 2.166 euros mensuales.

2– Política pública de vivienda en Francia
Según el Gobierno francés, en el país galo 2 millones de personas están a la espera de una vivienda, lo que desencadena tensiones, sobre todo en ciudades como París. El Ejecutivo trata de incrementar el ritmo de construcción de viviendas nuevas hasta el millón anual, medida que por el momento no ha tenido éxito.

En cuanto a los alquileres, los precios han crecido particularmente en las grandes ciudades. Para solucionar esta situación, la ley de Francia limita los precios de los alquileres en zonas tensionadas, pero también existen ayudas a la compra, así como créditos al 0%. La apuesta del Gobierno es incrementar el parque de viviendas sociales para reducir el precio de los alquileres, incentivando a los ayuntamientos a dedicar un 20% del suelo a esa tipología de viviendas.

3– Políticas de vivienda de alquiler y compra en Inglaterra
En Inglaterra, los inquilinos de pisos de alquiler privados dedican el 32% de media al pago de la renta, mientras que los de alquileres sociales dedican un 27%. Pero si nos fijamos en la ciudad de Londres, el porcentaje aumenta: los hogares destinan el 42% de sus ingresos al pago del alquiler, y el 30% en el caso de las viviendas sociales.

Según el importe que ingresen las familias, existen unas ayudas u otras destinadas al alquiler privado y social. Por ejemplo, en Londres las ayudas pueden alcanzar los 430 euros semanales. Por otro lado, los inquilinos de vivienda social pueden comprar pisos por debajo de precio de mercado tras haber estado tres años pagando el alquiler.

En cuento a la compra de viviendas, estas solo están gravadas a partir de los 353.000 euros si es primera vivienda y a partir de los 147.000 euros en otros casos.

4- Políticas de vivienda en Italia
En Italia, la mayoría vive en una residencia en propiedad. Solo el 18,4% de las familias italianas paga un alquiler, indican desde EFE. En estos hogares, el gasto medio es de 412 euros mensuales, mientras que los hipotecados pagan aproximadamente 545 euros mensuales, aproximadamente 30% de su sueldo.

A raíz de la crisis, Italia aprobó una prórroga del pago de las hipotecas hasta finales de 2021 para los colectivos más vulnerables. Además, existe una ayuda llamada «bono primera vivienda», que consiste en una garantía estatal del 50% para la primera hipoteca solicitada por valor de hasta 250.000 euros. Pero eso no es todo: los jóvenes de hasta 36 años con ingresos inferiores a 40.000 euros pueden contar con una garantía de hasta el 80%.

Por otro lado, en cuanto al alquiler de viviendas, los propietarios que reduzcan los alquileres reciben el «bono alquiler» una ayuda de 1.200 euros. Los jóvenes menores de 30 años y rentas anuales inferiores a 15.494 euros reciben deducciones fiscales que pueden alcanzar los 991,60 euros al año.

5– Política social de vivienda en Portugal
En Portugal, se aprobó el Programa de Arrendamiento Accesible con el fin de promover la oferta de viviendas baratas para las familias con rentas anuales reducidas. Los propietarios de viviendas pueden inscribir sus casas en este programa y beneficiarse de la bonificaciones fiscales. Los estudiantes o demandantes de viviendas pueden registrarse para tener acceso prioritario a este tipo de viviendas.

Para ayudar a los jóvenes en la adquisición de primeras viviendas, se conceden beneficios fiscales: exención en el pago del Impuesto sobre Transmisiones o del Impuesto Municipal de Inmueble.

Fuente: fotocasa

Comments

mood_bad
  • Sin comentarios todavía
  • chat
    Add a comment