CIDENAR

La compra de vivienda, una decisión emocional inconsciente

La psicología aplicada a los hábitos de consumo destaca que nueve de cada diez compras se hacen de un modo inconsciente, y no solo los productos de consumo diario sino también las grandes inversiones.
Es cierto que la compra de una vivienda es algo importante y debería ser una decisión 100% racional, pero somos seres humanos con sentimientos que no siempre son controlables. En nosotros influyen determinados factores emocionales que nos impulsan a comprar.

El enamoramiento
Puede ocurrir que nos emocionemos cuando un lugar nos evoca recuerdos de momentos especiales como la infancia, cuando nos deslumbran aspectos como el espacio o la luz o nos sentirnos atraídos por el ambiente, los colores, los olores o los sonidos de la casa, haciendo que nos veamos viviendo en ella felizmente.
Si nos dejamos llevar por un flechazo, corremos el riesgo de que este deslumbramiento nos haga pasar por alto aspectos más prácticos de la vivienda, como el tamaño, la ubicación, los servicios que tiene la zona o incluso el precio…

La primera impresión
El primer impacto que la vivienda causa en el comprador es muy importante, la presentación de una casa decorada y con un buen home staging será un factor emocional determinante.
La intuición y el cómo la gente se siente al visitar una vivienda es algo que puede ser definitivo, así como la luz y el ruido de la casa en la primera visita.

Momento vital
Hay momentos en la vida que impulsan a determinados cambios. Se produce cierta presión social, por ejemplo, cuando nos acercamos a la treintena. Si seguimos en el nido familiar y los amigos empiezan a emanciparse, sea comprando vivienda o buscando casa de alquiler, nos veremos animados a dar el paso.
Los bancos también incentivan este cambio a través de ventajas hipotecarias para que la gente compre viviendas.

Situación del sector
Cuando los compradores sienten que suben los precios, se sienten más animados a comprar ante el temor de que empeore su situación y al contrario, si el mercado va hacia abajo, la gente tiende a esperar.

Beneficios emocionales
La ilusión y la proyección, así como la cercanía de familiares y amigos, o estar en la ciudad o el barrio de toda la vida, son características importantes en la compra de una vivienda ya que nos proporcionan más bienestar que otras características técnicas.

Comments

mood_bad
  • Sin comentarios todavía
  • chat
    Add a comment