CIDENAR, tu Inmobiliaria en Pamplona | Centro Inmobiliario de Navarra | La red inmobiliaria más grande de Pamplona y Navarra

El propietario puede prohibir animales en su piso de alquiler

A raíz de la reciente modificación del estatuto jurídico de las mascotas (Ley 17/2021, de 15 de diciembre) en la cual pasan a considerarse “seres vivos dotados de sensibilidad” y no cosas, son muchas las dudas que surgen en relación a cómo esta reforma afecta a los contratos de arrendamiento. La abogada Helena Pascual, de Versus Estudio Jurídico y autora del blog Entre Códigos y Leyes, explica las principales casuísticas.

En primer lugar, debemos apuntar que la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) no establece nada acerca de las mascotas ni de la posibilidad de prohibir la tenencia de animales en el contrato de arrendamiento, sino que prevé que los contratos “se regirán por los pactos, cláusulas y condiciones determinadas por la voluntad de las partes”.

Recientemente, se han alzado algunas voces para afirmar que, dado que las mascotas son consideradas miembros de la unidad familiar con la nueva ley de mascotas, no puede incluirse la prohibición de tener mascotas dentro del contrato de alquiler. Sin embargo, si bien es cierto que la reforma prevé regular su custodia en caso de divorcio, si atendemos a la literalidad de la norma, en ningún caso define a las mascotas como parte de la “unidad familiar”, sino que como decíamos, se refiere a ellos como “seres sintientes”.

Efectivamente, el anteproyecto de la Ley de Protección y Derechos de los animales sí se refiere a la obligación de los titulares o responsables de los animales de compañía de “mantenerlos integrados en el núcleo familiar”, no obstante, este anteproyecto se trata de un borrador que puede sufrir modificaciones, y no sabemos si afectará a los contratos de arrendamiento.

La reforma sobre el régimen jurídico de los animales prevista en la Ley 17/2021 de 15 de diciembre, modifica el Código Civil, La Ley de Enjuiciamiento Civil y la Ley Hipotecaria, pero no modifica la Ley de Arrendamientos Urbanos, y por tanto, nada dice sobre la situación de las mascotas en el hogar.

En este sentido, debemos atender a lo dispuesto por las partes, por lo que, cabría establecer esa prohibición en el contrato de arrendamiento, ya que sería perfectamente legal, es decir, el arrendador puede prohibir por contrato la tenencia en el piso de una mascota. Su incumplimiento podría dar lugar a la rescisión del contrato por parte del arrendador.

¿Y si el contrato de alquiler no establece prohibición de tener una mascota en la casa?
Si el contrato de arrendamiento no establece ninguna prohibición al respecto, el arrendador no podrá prohibir al inquilino tener mascotas en la vivienda siempre que éstas no causen problemas de convivencia ni daños en la vivienda.

Fuente: idealista/news

Comments

mood_bad
  • Sin comentarios todavía
  • chat
    Add a comment