CIDENAR, tu Inmobiliaria en Pamplona | Centro Inmobiliario de Navarra | La red inmobiliaria más grande de Pamplona y Navarra

Diferentes tipos de calefacción para un hogar eficiente y confortable

Instalar un sistema de calefacción es la mejor solución para mantener el hogar confortable durante las estaciones más frías. Sin embargo, es cierto que hoy en día existen muchas opciones distintas y puede ser complicado decantarse por una en concreto.

Eléctrica
Este sistema permite que la vivienda alcance la temperatura adecuada mediante la conexión de un radiador a la red eléctrica de la casa. Estos aparatos pueden ser fijos o móviles; además, este método de calefacción destaca porque su mantenimiento es escaso y los radiadores empiezan a calentar muy rápido.

De gas
En la actualidad, las calderas de gas son uno de los sistemas de calefacción para casas más demandados y cómodos. Aunque su instalación sea más compleja, hay que ubicar un circuito de tubos conectados que permitan la circulación del agua.
La principal ventaja de este sistema de calefacción es que permite calentar grandes viviendas de forma homogénea, incluso aunque la zona sea muy fría; además, permiten mantener el calor y no resecan el ambiente. Las más recomendables son las calderas de condensación.

De gasoil
Las calderas de gasoil son la alternativa principal a las de gas; estos sistemas de calefacción trabajan con gasóleo y pueden utilizarse para el agua caliente sanitario o para la calefacción de la casa.
Este método de calefacción se caracteriza por su gran rendimiento y bajo coste de instalación. El problema es que su combustible tiene un precio más elevado y, al no disponer de suministro en la vivienda, se necesita transportarlo y almacenarlo en la casa.

Suelo radiante
Dentro de las calderas eléctricas podemos diferenciar aquellas calefacciones que utilizan suelo radiante o radiadores. La ventaja de las primeras es que permiten la expansión del calor a toda la vivienda de forma efectiva. Al estar ubicada en el suelo, el calor se genera de abajo hacia arriba y no genera residuos. Además, es más cómodo y limpio.

Bomba de calor
La calefacción de bomba de calor transforma, mediante electricidad, el aire frío en calor. Su funcionamiento es parecido al de un aire acondicionado, pero a la inversa. Estos sistemas permiten calentar una habitación de forma rápida y su instalación no es muy costosa.
Además, pueden emplearse en verano para proporcionar aire frío; de esta forma, la vivienda estará a la temperatura ideal todo el año. El principal inconveniente es que no son muy eficientes en lugares muy fríos.

Estufas de biomasa
Las estufas de biomasa están pensadas para aquellas viviendas que no disponen de suministro de gas natural y desean tener un sistema de calefacción que no genere residuos y, al mismo tiempo, posea un gran poder calorífico. Además, son muy ecológicas puesto que utilizan combustible renovable de origen vegetal o animal; el principal inconveniente es que se necesita disponer de espacio suficiente para almacenar dicho combustible.
En cualquier caso, instalar una caldera es un trabajo que tiene que ser realizado por un profesional. Por lo tanto, siempre es aconsejable consultar con un experto si se tienen dudas para poder realizar una instalación acertada, de forma que se consiga el efecto deseado sin que la factura termine jugando una mala pasada.

Fuente: diariodenoticias

Comments

mood_bad
  • Sin comentarios todavía
  • chat
    Add a comment