CIDENAR, tu Inmobiliaria en Pamplona | Centro Inmobiliario de Navarra | La red inmobiliaria más grande de Pamplona y Navarra

Pamplona vive un repunte de lofts

Pamplona vive un repunte en la promoción de viviendas en planta baja. En esta ocasión, un edificio del paseo Anelier, en la Rochapea, ofrece siete ‘lofts’ de obra nueva y de próxima construcción, que recogen, en parte, un modelo de vivienda surgido en Nueva York.

Una promotora de Calahorra, el Grupo LMB, ofrece siete viviendas en planta baja en el paseo Anelier del barrio de la Rochapea. Dicho del modo más pamplonés posible, se trata de ‘bajeras’ en origen comerciales que se van a transformar en viviendas. Todo ello, de acuerdo al “nuevo código técnico de la edificación, lo que supone un aumento en la calidad de las instalaciones, en el confort tanto térmico como acústico y en una mayor economía de los gastos de funcionamiento”, según especifican en la documentación de las siete viviendas.

Barrios como Rochapea, que no son buenos comercialmente, están buscando dar salida a algunas bajeras como vivienda. La gente de
Pamplona no está acostumbrada a vivir en un loft, pero poco a poco se va introduciendo la idea de vivir en planta baja.

Los cuatro lofts que quedan a la venta tienen 63,5 m2, 72,5 m2, 92,5 m2 y 93,75 m2 de superficie útil. Los precios de estas viviendas de obra nueva oscilan entre los 150.000 euros de los lofts más pequeños y los 170.000 de los más grandes. Precio sin IVA. Habría que añadir un tipo de IVA del 10%, es decir, 165.000 y 187.000 euros, respectivamente de precio final. Los pequeños, con dos baños y dos dormitorios; y los grandes, con dos baños y tres dormitorios. Todos ellos, con salón y cocina americana, y con un rellano de siete metros cuadrados para uso exclusivo del propietario y en el que se podría dejar la bicicleta u otros enseres.

Las imágenes que ilustran este reportaje son recreaciones fotográficas de cómo quedarían una vez construidas. No es un producto para el 70% de los compradores, es una vivienda singular para un comprador singular. Los lofts tienen sus valores intrínsecos y se les dota de sus elementos característicos, con cierto aire reindustrial y con espacios diáfanos.

Uno de los aspectos que sí han querido salvar es el de la inseguridad que a muchas personas les provoca el hecho de vivir en una planta baja, casi a pie de calle. Al ser locales comerciales, se ha elevado al máximo la planta del piso con respecto a la calle, de manera que las ventanas están a dos metros de la calle.

Este tipo de viviendas están concebidas para un comprador menos convencional y que podrían extenderse cuando se apruebe la nueva normativa de habitabilidad que flexibilizará su construcción.

Fuente: diariodenavarra

Comments

mood_bad
  • Sin comentarios todavía
  • chat
    Add a comment